Sarro en los dientes: Tratamiento y cuidado diario

sarro-en-los-dientes-tratamiento-y-cuidado-diario-clinica-dental-soto-sant-quirze-del-valles

A pesar de una buena higiene bucal, cepíllate, enjuaga y usa hilo dental diariamente. Algunas áreas de la boca son más difíciles de alcanzar y limpiar, y ahí es donde más se acumulan la placa y el sarro en los dientes. Lo que puede derivar en problemas mayores como la gingivitis si se deja pasar el tiempo.

¿Cómo prevenir el sarro en los dientes? Para sonreírle a la vida sin problemas

Si quieres mantener tus dientes libres de residuos y conseguir unos dientes más blancos y brillantes para una salud bucal completa. Vale la pena acostumbrarse a los tratamientos preventivos de higiene dental, también conocidos como limpiezas dentales. Se trata de una limpieza profunda de toda la boca realizada por un profesional.

Tratamiento dental preventivo para los dientes

Cualquier profesional de la odontología está capacitado para evaluar y diagnosticar cualquier problema de salud en el área bucal.

Después de verificar y descartar cualquier posibilidad negativa en los dientes. Seguimos realizando tratamientos dentales de rutina a nuestros pacientes.

Se explora la dentición y se elimina la placa microbiana y el sarro de los dientes cerca de la raíz, raspando con herramientas manuales o equipo ultrasónico.

Luego, el higienista usa hilo dental o un cepillo interdental para eliminar los desechos que se han acumulado entre los dientes. Una vez que las bacterias dañinas se eliminan por completo, la superficie del diente se pule hasta obtener una superficie perfectamente lisa.

Este esmalte no solo elimina las manchas superficiales y mantiene el brillo de los dientes, sino que también suaviza las imperfecciones y la aspereza de los dientes. Finalmente, se utiliza un gel de flúor para regenerar el esmalte y proteger el diente.

6 pautas diarias de cuidado preventivo para prevenir la deposición dental

1. Cepíllate los dientes al menos dos veces al día: Por la mañana (después del desayuno) y por la noche (después de la última comida). Aunque, es mejor evitar la acumulación de bacterias después de cada comida. Cepíllate los dientes durante al menos 2-3 minutos en total.
2. Cómo cepillarse los dientes: Hay pautas específicas sobre cómo cepillarse los dientes. Sostener el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados con respecto a las encías y muévelo suavemente hacia adelante y hacia atrás con pequeños movimientos circulares.
3. Cepillo de dientes adecuado: existen varios tipos de cepillos de dientes, incluidos los cepillos de dientes suaves, medianos y duros. La mayoría de los dentistas recomiendan usar un cepillo de dientes suave o mediano porque las cerdas pueden dañar el esmalte dental y el tejido de las encías con el tiempo.
4. Usa productos que contengan flúor: los enjuagues bucales con flúor, la pasta de dientes, el hilo dental, etc., ayudan a endurecer el esmalte dental, combaten la placa y reducen el riesgo de caries.
5. Cepillar la lengua: Dado que la superficie de la lengua es irregular y agrietada, cepillarla ligeramente. Para evitar que las bacterias se acumulen en pequeñas grietas. Por ello, cepillarse la lengua es fundamental para mantener la dentadura sana y evitar el mal aliento.
6. Hilo dental: Se debe usar todos los días de la semana porque llega a lugares donde los cepillos no llegan. Por ejemplo, entre dientes y muelas para evitar que estos lugares se conviertan en un caldo de cultivo para bacterias.

Por lo tanto, simplemente aprender a limpiarse la boca no es suficiente. Acude al dentista al menos dos veces al año. No debes esperar para ver a un especialista por problemas dentales.

Si deseas más información o simplemente quieres hacerte una revisión oral, pide una cita en nuestra Clínica Dental en Sant Quirze del Vallès, o llámanos al teléfono 937 211 456